dietary fibre-microbiota

Microbiota y fibra dietética: nuevos mecanismos para el control metabólico

Impacto en la microbiota mediante la ingesta de fibra

Un informe reciente publicado en la revista Science (Zhang et al., 2018) muestra un mecanismo novedoso por el cual la fibra dietética podría mejorar la salud metabólica. Los investigadores, que trabajan con pacientes con diabetes mellitus tipo 2, causada por la resistencia a la insulina, muestran que la ingesta de fibra mejora el metabolismo de la glucosa, al reducir los valores de HbA1c. Este marcador fue mejorado en cerca del 90% de los participantes que recibieron una mezcla de fibras dietéticas derivadas de vegetales, además de los tratamientos dietéticos convencionales. Además, la fibra dietética impacta el perfil de lípidos en la sangre y mejora el peso corporal de estos voluntarios. Esto se ha relacionado anteriormente con cambios en la producción de las llamadas incretinas (es decir, hormonas producidas por el intestino que afectan a la función pancreática, mejorando la secreción de insulina). Entre otras moléculas, estas incretinas comprenden GLP-1 y PYY, que fueron aumentadas en los voluntarios con la ingesta de fibra. Sin embargo, los autores también mostraron que la ingesta de fibra dietética cambió la microbiota, llevando a un aumento de la producción de ácidos grasos de cadena corta, como el butirato y otros metabolitos, como el indol. Curiosamente, estos cambios en la microbiota del colon se pudieron transferir a ratones experimentales.

Es importante destacar que Fibracep® es una mezcla de fibras vegetales, con efectos demostrados sobre índices similares, tanto en modelos preclínicos de obesidad (es decir, en ratones) como en humanos con riesgo de síndrome metabólico. Nuestros datos demuestran que los voluntarios con ingesta de Fibracep® cambian los niveles de ácidos grasos de cadena corta en el colon, simulando los resultados publicados en Science. Así, la evaluación de los voluntarios antes de tomar Fibracep® revela cambios profundos en la microbiota entre los individuos con hipercolesterolemia (Granado-Serrano et al., 2017). Los análisis en curso muestran que la ingesta de Fibracep®, además de los cambios en los niveles de ácidos grasos de cadena corta, también es capaz de modular la producción de incretinas, lo cual es un hecho diferencial que no se observa en otras fibras solubles o insolubles.


L. Zhao, F. Zhang, X. Ding, et al. Gut bacteria selectively promoted by dietary fibers alleviate type 2 diabetes. Science, 359 (2018), pp. 1151-1156

Granado-Serrano A, Marti-Gari M et al. Fecal microbiota characterization of hypercholesterolemic subjects. Proceedings of the BARCELONA DEBATES ON THE HUMAN MICROBIOME 2017 FROM MICROBES TO MEDICINES (https://www.bdebate.org/sites/default/files/bdebate_microbiome_program_final.pdf)